Cajón de Sastre.

Spain is different.

By 21/09/201014 Comments

El que me conoce ya sabe el asco, perdón A S C O con mayúsculas que le tengo a Telefónica. Algunos todavía se preguntan el porqué. Que si hacen unas campañas de tele super chulas, que su servicio técnico es muy bueno o aquello de lo barato sale caro, el great hit que suena cada vez que saco el tema.

Nadie se acuerda cuando gracias al monopolio de las telecomunicaciones en nuestro país, aún teníamos el módem de 56k y a esa madre que decía «hijo apaga eso de interné que tengo que llamar a Mari Jose». Ahora que ya se me había cargado toda la home de terra, cagoensotz!.

Cuando el mercado «se liberó» (va entrecomillado por si no te has fijado) aún nos la metieron más gorda. Está claro que cualquier operadora que use sus líneas está en un claro caso de «mientrasestésenmicasaharásloqueyotediga». Así que, averías, velocidades deseperantes y cambios de operador eran toda una aventura de faxes, llamadas y «reinicie el router» por favor.

Después llego el wifi y el iPhone y de nuevo se les abrió el culo. La moneda con la que sobornar a cientos de clientes ansiosos de consultar su muro de Facebook a todas horas y de lucir un móvil de una marca que hasta el día anterior ni siquiera conocían.

Ahora andamos en que la tarifa plana va a desaparecer. Que eso de que internet sea libre nada de nada. Estábamos en ese debate y llega este vídeo del presidente de Telefónica. Bienvenido al festival del humor.

14 Comments

Leave a Reply