Volver a empezar.

Los psicólogos lo llaman “zona de confort”. Todos tenemos una. Es donde estamos cómodos, donde todo está controlado, donde no hay lugar para el riesgo. Yo he decidido mandar a mi zona de confort a tomar por culo.

Hoy, después de más de 10 años en la agencia en la que lo he aprendido todo, me marcho. Quiero empezar algo nuevo, probar, arriesgarme, sentir miedo, seguir alimentando a mi gusanillo… fracasar. Está siendo duro, no lo voy a negar. Despedirse de aquellos que te dieron una oportunidad cuando sólo eras un aspirante a creativo en 3º de carrera es duro. Recoger tus cosas es duro. No seguir llamando agencia a tu agencia, es duro. Dejar grandes amigos es duro. Miraos a los ojos antes del último abrazo no es duro, es imposible.

Ya sé que os lo he dicho pero no me cansaré de repetirlo. Gracias por todo.

¿Y ahora qué? Ahora toca cargar las pilas, descansar, combatir los miedos, disfrutar del puto verano que por fin ha llegado a Mordor. En septiembre me espera Dimensión. Intentaré estar a la altura.

Feliz verano.

 

 

    • 30/07/2013 a las 12:25

    Olé tu. Felicidades! y gas !!
    No se a que te quieres dedicar pero si te interessa yo estoy arrancando algo brutal y es muy probable que necesite a alguien como tu. Nos hablamos? :)

    Responder

    • 30/07/2013 a las 17:07

    Suerte.

    Responder

    • 31/07/2013 a las 2:02

    La zona de confort para los conformistas.

    Responder

    • 01/08/2013 a las 15:56

    Ánimo y mucha suerte!!

    Responder

    • 23/09/2013 a las 21:16

    Yo hice exactamente lo mismo, deje atras mi puesto de Head of Art para darle dedicación 100% a mi propio proyecto y acá estoy, dandole batalla, cuesta pero la satisfacción que tengo hoy por hoy haciendo lo que realmente me da placer, ni el mejor sueldo te lo paga. Al carajo con la zona de confort! Mucha suerte.

    Responder