Ayer vi un anuncio.

Ayer vi un anuncio. Entero. Dejé de hacer lo que estaba haciendo para ver un anuncio. Era el de Ikea. El del abuelo y la silla. Ya lo había visto antes pero no cómo ayer. En silencio. Atendiendo a lo que decía.

Ikea hace tiempo, mucho, que no intenta vendernos nada sino contar historias. Sin gritar, sin tratarnos por bobos. Sólo por eso pensé que tenía que escribir algo. Aunque sea algo tan tonto como que ayer vi un anuncio.

Y me gustó.

    • 06/09/2013 a las 6:18

    No es de los mejores de ikea pero tal y como está el panorama, se agradece.

    Responder

  • A mí también me encanta.

    Responder

    • 07/07/2014 a las 20:21

    Buena publicidad! Saludos!

    Responder