Estado actual: ausente.

Fallan los políticos y nada. Fallan los jueces y nada. Falla los sindicatos y nada. Falla el sistema democrático y nada. Fallan los bancos, sus banqueros y sus productos,  y nada. Falla el sistema público sanitario, la educación, el empleo, y nada. Falla el sistema de tarificación de las compañías eléctricas y nada. Falla la monarquía y nada. Fallan las subvenciones públicas y nada. Falla el sistema fiscal y nada. Fallan los aeropuertos sin pasajeros, las carreteras sin coches, los centros de congresos sin congresos, y nada. Falla la policía y nada. Falla la constitución y nada. Fallan las relaciones personales y nada.

Falla Whatsapp cuatro horas y se nos viene el mundo encima. A ver si al final Black Mirror no va a ser una serie de ficción.