Exactamente diferentes.

Lo que jode no es que vengan a quitarnos trabajo. Ni que vengan a gastarse nuestros recursos. A aprovecharse de nuestra sanidad. Ni siquiera que vengan con su islam y sus mentalidades arcaicas. Con sus pañuelos y sus rezos. Lo que jode es que un refugiado tenga un iPhone 6. Que tenga un móvil mejor que el tuyo. Y que el mío. Lo que jode es encima sonrían, que se hagan selfies con su selfie-stick. Que llamen a sus familias para decir que están vivos. Que usen Google Maps para saber por donde desplazarse. Que usen Whatsapp para ayudarse entre ellos. Que usen Facebook para seguir conectados a su antigua vida.

Lo que jode es darse cuenta de que los sirios y nosotros no somos tan diferentes. Que tienen móviles normales porque hasta hace un par de años eran personas normales que hacían cosas normales. Como tú y como yo.